Profesionales

La naturaleza, una aliada de la salud

¿Qué es ID-alG™?

Bajo la marca registrada ID-alG™ se comercializa desde 2006, en más de trece países, un extracto elaborado a partir del alga Ascophyllum Nodosum. Este alga es natural del Mar del Norte en la Bretaña Francesa, y de las proximidades de la costa este norteamericana (5).

Un sofisticado método de extracción.

La biodisponibilidad de los principios activos es el objetivo esencial del procesamiento, que consiste en una compleja cadena de pasos. Tras una recolección cuidadosa se somete a un secado por alta temperatura hasta obtener 1 kg de extracto por cada 45 kg de algas. A continuación se selecciona, se decanta por gravedad, se filtra y el resultado es ultrafiltrado para la selección de partículas. Luego se esteriliza y se termina de secar por atomización, para proceder finalmente a la homogeinización con el uso de una carrier o transportador en base a extracto de semilla de uva. Las partículas resultantes constituyen el extracto listo para su utilización solo o en combinaciones como ingrediente de preparaciones para el consumidor.

Los florotaninos, componentes naturales activos.

Un componente que en años recientes ha despertado creciente interés es la familia de los florotaninos, polifenoles que son polímeros del floroglucinol. El floglucinol es un ciclo bencénico trihidroxilado, diferente de los que componen los polifenoles vegetales terrestres basados en el ácido fenólico o núcleos bencénicos condensados. Más de 150 florotaninos (FT) han sido descriptos y su contenido en diversas algas depende de la especie y las condiciones ambientales (6). La caracterización de los diferentes FT es un trabajo reciente y muestra grandes diferencias entre distintas algas (7).

Se desconoce con certeza la razón por la que las algas pardas producen florotaninos. Estos compuestos pueden tener un papel importante en su defensa de especies predadoras, como secuestrantes de metales o como protección contra la radiación ultravioleta. En el ser humano están siendo estudiados por sus potenciales efectos antioxidantes, aunque el primer hallazgo de utilidad clínica ha sido su capacidad inhibidora enzimática.

El efecto de los florotaninos sobre la microbiota humana aún no ha sido determinado, aunque estudios en rumiantes sugieren que la mejora del perfil de la flora intestinal podría ser otro beneficio a ser investigado (8).

Cómo actúa en el organismo.

La inhibición de la actividad de alfa lipasa pancreática, al igual que la alfa glucosidasa por los FT ha sido recientemente estudiada con interesantes resultados (9) (10). Ensayos in vitro mostraron que la inhibición es directamente proporcional a la concentración de FT y que se correlaciona con la glucemia postprandial in vivo (11).

Similares resultados se han reportado para la inhibición de la lipasa pancreática por los FT (12), fenómeno ya descripto en 1999 por Bilou (13).

Estudios in vitro realizados en lotes sucesivos de múltiples determinaciones con el complejo ID-alG™ mostraron una inhibición del 61% de la actividad de lipasa y el 66% de la actividad de amilasa, creciente a lo largo de los primeros 30 minutos (14). Ninguna sustancia existente en el mercado de venta libre presenta actualmente efectos significativos sobre la actividad de amilasa, y el nivel de inhibición de lipasa de este florotanino es el mayor que podría esperarse sin producir efectos adversos.

Fuente natural de iodo.

Ascophyllum Nodosum es fuente de iodo. El extracto ID-alG™ contiene 38 mcg/100 mg, por lo que los 400 mg diarios (contenidos en 2 comprimidos de Lisopresol) aportan 150 mcg diarios, equivalente a la ingesta diaria recomendada. La deficiencia de iodo ha sido un problema serio de salud pública en muchos países incluyendo Argentina, notablemente mejorado a partir de ley de iodación de la sal. Sin embargo la carencia puede observarse todavía en personas que no consumen alimentos marinos y han reducido el consumo de sal. En estas personas el aporte de iodo del ID-alG podría ayudar a regularizar la función tiroidea, de reconocido valor en la regulación del metabolismo energético.

Una opción sin riesgo.

El alga es consumida por el ser humano en forma tradicional, especialmente en Asia, por lo que no se lo considera un alimento nuevo. El Consejo Superior de la Higiene Pública de Francia fue pionero en aprobar su consumo (15) en 1988 y fue rápidamente seguido por el resto de los países europeos. En Argentina están incluidas en forma genérica en el artículo 878 del Código Alimentario Argentino.

El extracto ID-alG™ ha sido testeado en animales de laboratorio estableciéndose una Dosis Máxima Tolerada de 2g/kg de peso (16), más de 200 veces superior a la ingesta recomendada, considerándolo por lo tanto de consumo seguro.

Por otra parte, cabe destacar que se comercializa en más de trece países desde 2006 sin reportes adversos.