Nutrición

Por qué no son buenas las grasas

 Recortando las grasa pero no el sabor.

No es un secreto que ingerir demasiada grasa puede hacernos grasosas…

¿Por qué? Los alimentos ricos en grasa aportan muchísimas calorías en pequeñas porciones. Las grasas aportan 9 Kcal por gramo, más del doble de lo que aportan en -igual cantidad- los hidratos de carbono y las proteínas.

Reducir solo el consumo de las comidas con grasas no garantiza la pérdida de peso, pero si comemos menos, nos quedaría más lugar en el plato para incorporar alimentos bajos en grasas de baja densidad calórica.

¿En qué alimentos encontramos la grasa?

  • Carnes
    Tienen grasa visible, también dentro del músculo, por lo tanto no se puede quitar. Lo mejor es elegir cortes magros; eso disminuye el consumo de grasas incluidas en las carnes y que no puede recortarse.
  • Lácteos
    Leche entera, quesos, manteca, helados. Consumir lácteos descremados ayuda a disminuir las grasas de la dieta.
  • Snacks
    Las comidas rápidas que vienen en bolsitas tienen mucha grasa de mala calidad -saturadas y trans- y mucha sal, con lo cual aumenta la posibilidad de retener líquidos.
  • Frituras
    Comidas que aumentan su tenor graso por el tipo de cocción. Por ejemplo, las papas fritas.
  • Dulces
    Productos que, si bien son horneados, contienen alta proporción de grasa. Por ejemplo, galletitas, muffins, facturas, tortas.
  • Margarinas y aceites
    Estas grasas se adicionan durante la cocción y aumentan el tenor graso de las comidas.
  • Aderezos
    Salsas a base de crema o mayonesa.

Así que…¡a recortar los alimentos grasos!

El consumo habitual de grasas es de un 30 a 40 %, lo ideal sería disminuir este consumo a un 25 a 30% para mantener un estado de nutrición saludable.

¿Cuántos gramos de grasa deberías consumir?

Calorías diarias Gramos de grasas
1000 27
1100 30
1200 33
1350 38
1500 42
1650 46
1800 50
2000 56
2200 61