Ejercicios

¿Cómo romper con el círculo de la inactividad?

Sabemos que cuanto más sedentaria es una persona, menos actividad física desea realizar. Y eso se suma a que el inicio de cualquier tipo de ejercicio le resulta poco placentero. Frente a esta situación, debemos tener una motivación adecuada para comenzar a ponernos en marcha y superar la etapa inicial, empezando a gozar de los beneficios de la actividad y logrando de esa manera el estímulo que nos permita continuar siendo activos.

Si queremos conseguir resultados positivos y duraderos, entonces…

  • Debemos percibir un beneficio (resultado de la actividad realizada).
  • Debemos elegir una actividad agradable.
  • Debemos poder acceder fácilmente a la misma.
  • No nos debe generar gastos importantes.
  • Debemos integrarla a nuestras actividades diarias.
  • Debemos sentirnos seguros y capaces de realizarla.
  • Debe sufrir mínimas consecuencias negativas (lesiones, dolores, extensión del tiempo que insume).
  • Debemos reconocer y aceptar la necesidad de balancear nuestras actividades diarias sedentarias con una actividad física adecuada.