Comenzá por elegir los alimentos
del amuerzo y la cena.

¿Qué elegir para comer saludable?

  • Consumir carnes y -como máximo- 1 huevo por día.
  • Incluir al menos 5 porciones de frutas y verduras
    de diferente tipo y color.
  • Realizar 4 comidas al día (desayuno, almuerzo, merienda
    y cena) y colaciones a media mañana y media tarde.
  • Consumir lácteos descremados diariamente (leche,
    yogur, quesos). Con 3 porciones por día se garantiza
    un aporte adecuado de calcio.
  • Consumir carnes diariamente. Seleccionar cortes
    de carne vacuna magros (bola de lomo, cuadril, nalga, peceto, cuadrada, lomo), pollo sin piel y pescados
    (de mar o de río, magros o grasos, pez ángel, merluza, salmón, lenguado, lisa, mero, brótola, abadejo, atún, sardina, jurel).
  • Consumir 1 huevo diario como máximo,
    la clara diariamente.
  • Ingerir 5 porciones al día entre frutas y verduras de todo tipo y color. Es la mejor manera de obtener los beneficios de vitaminas, minerales y fibra.
  • Consumir cereales (arroz, cebada, centeno, maíz, trigo)
    y derivados como panes, harinas, pastas,
    preferentemente integrales.
  • Utilizar aceites vegetales para aderezar ensaladas: oliva, soja, girasol, maíz, uva, canola.
  • Consumir frutas secas (almendras, nueces, avellanas)
    y semillas (lino, girasol, sésamo).
  • Beber 2 litros de líquidos al día.
  • Utilizar métodos de cocción saludables (sin grasa agregada) como plancha, parrilla, microondas, hervor, teflón. Evitar frituras y salteados.
  • Agregar especias y hierbas a las preparaciones es una manera óptima para darles sabor a las comidas sin utilizar sal ni aceite en exceso.
  • Usar el calculador de calorías para llegar a tu meta.